En nuestro anterior post, el arte como decoración para negocios, hablamos del la importancia del arte como herramienta de marca eficaz para apoyar la identidad corporativa de la empresa o negocio. Ya sea este un bufete de abogados, una cafetería o un hotel, concluimos que el arte proporciona, además, valor al uso del espacio por parte de sus clientes o personal. Ahondemos ahora un poco más la relación entre ambos partiendo de la siguiente pregunta: 


¿Aumenta la productividad del personal en las empresas gracias al arte?

La respuesta es afirmativa según los resultados de estudios psicológicos que luego mencionaremos: un espacio de trabajo vivo y creativo puede hacer a los empleados más productivos, reducir el estrés y aumentar el bienestar. Contrariamente a lo comúnmente pensado, estar distraído en el trabajo no siempre es una mala cosa. Grandes empresas como Google fomentan actividades que distraigan en el seno mismo de la oficina. Por ello, una obra de arte bien elegida y del gusto de los empleados en un un lugar visible pero no invasivo puede aportar relajación, ayudar a cambiar de ideas y a abstraerse parando la mente y permitiendo que éstos dediquen unos momentos a la contemplación  y la calma entre tarea y tarea, lo que contribuye a reducir los niveles de estrés.

Y es que "Si enriqueces un espacio, la gente se siente mucho más feliz y trabaja mejor. Una muy buena manera de hacer esto es usando el arte", afirma el Dr. Craig Knight, director del grupo de investigación Identity Realization (IDR) en la Universidad de Exeter, que lleva doce años estudiando la psicología de los ambientes de trabajo con la participación de más de 20.000 empleados. El equipo del Doctor Knight encontró que las personas que trabajaban en una oficina habilitada con obras de arte no sólo son más felices y saludables sino que tienen menos quejas, trabajan un 15% más rápido, y resultan hasta un 32% más productivas en comparación con las que están en oficinas meramente funcionales.

Todo esto, especifica el Dr Craig Knight, siempre y cuando no se confunda el arte con los banales pósteres de motivación o de trabajo en equipo con frases prefabricadas de auto-ayuda que aún pululan en demasiadas empresas y que no sólo no sirven para nada, sino que suelen aportar un efecto contrario al deseado. Así, según estos estudios, el arte es, además, una manera de retener al personal y animarlo a estar en la oficina en un momento en que muchas grandes empresas defienden los horarios flexibles y que existe, cada vez más, la voluntad de trabajar a distancia.
Una obra de la colección corporativa más grande del mundo: la del Deutsche Bank

Un ejemplo líder

Una empresa que lidera la tendencia de decorar sus espacios con obras de arte es el Deutsche Bank, que posee la colección corporativa de arte más grande en el mundo con cerca de 60.000 obras en sus 900 oficinas en 40 países. Además, este banco tiene una aplicación interactiva que informa a los empleados de las obras que están viendo y un Arthothek, un lugar en el que se dan conferencias de artistas y donde se puede pedir a un experto asesoramiento para elegir obras de arte para oficinas, informa The Guardian.
 
El propio Friedhelm Hütte, el director de arte del banco alemán, afirma que: "El arte ofrece una ventana a la estética social, política y económica en todo el mundo y esto lo convierte en una buena inspiración para el negocio, porque vivimos desarrollando nuevas ideas para los clientes y, simultáneamente, estamos reaccionando a lo que sucede. Quizás el arte no hace que cada persona sea más creativa, pero le involucra a un nivel más intelectual sobre la innovación en todo el mundo". 

¿Quiere saber que puede aportar el arte para su negoció?