Guía para el coleccionista: consejos para elegir una obra gráfica

Main Posts Background Image

Main Posts Background Image

Guía para el coleccionista: consejos para elegir una obra gráfica

 

La obra gráfica es una verdadera obra de arte única de la que se produce un número muy limitado y controlado de impresiones. Disponible a partir de cien euros, veamos qué es la obra gráfica y las especificidades de sus diferentes tipos.


¿Qué es la obra gráfica?

La obra gráfica engloba una serie de técnicas desde las más tradicionales como la xilografía, hasta las más modernas como la impresión offset. Aunque el proceso está en constante evolución, todas nacen de la misma forma: el artista transfiere una imagen creada por él sobre un soporte como puede ser una plancha metálica, de madera, piedra o un rodillo, a una superficie, normalmente de papel o tela. Las técnicas más conocidas son el grabado, el aguafuerte, la litografía y la serigrafía. Todas ellas tienen las similitudes y las particularidades que se especifican a continuación.

 

 

Grabado:

Con una aguja de grabado el artista esculpe una imagen en una placa de metal cubierta de cera. Esta placa se sumerge en un ácido que se come el metal expuesto por las líneas rayadas. Mientras más tiempo quede la placa en el ácido, más profunda y oscura será la línea. La placa se retira, se limpia y se entinta. Luego se coloca papel humedecido y una tela protectora sobre la placa que se comprime a través de una prensa de grabado: la presión obliga al papel a pasar a las líneas grabadas para recoger la tinta. La imagen se imprime así del revés y los bordes de la placa dejan una marca, conocida como 'marca de placa'.

Aguafuerte:

Consiste en aplicar barniz o cera sobre una plancha o lámina de aleación metálica  de hierro y zinc, o de cobre o latón. Sobre este barniz se dibuja con un instrumento afilado y se introduce en una solución de ácido y agua (aguafuerte) que se encarga de corroer el metal en aquellas zonas dibujadas. Al igual que en el grabado, cuanto más profunda es la inmersión más profundos son los surcos creados, lo que permitirá luego, cuando se retire el barniz y se proceda a la estampación, colocar una mayor cantidad de tinta en dichos surcos. La estampación se efectuará empapando la superficie de la lámina con tinta, colocando un papel sobre ella y pasándola por una prensa.

Litografía: 

El artista dibuja sobre una piedra utilizando lápices de colores litográficos especiales o tinta grasa. La piedra se trata con una solución química que garantiza que la imagen atraiga la tinta, mientras que las áreas en blanco la repelan. Un solvente 'arregla' la imagen y la superficie se humedece con agua. La tinta a base de aceite o grasa se aplica a la piedra con un rodillo, adhiriéndose sólo a la imagen. A continuación la piedra se coloca en una prensa litográfica, se cubre con papel y cartón húmedos, y una barra de presión asegura que la fuerza se aplique uniformemente a través de la imagen, que se imprimirá del revés. También se pueden usar piedras separadas usadas para imágenes complejas de múltiples colores. (Para saber más no dude en leer nuestro artículo dedicado a la historia de la litografía)

Serigrafía:    

La imagen se esculpe en una hoja de papel o película plástica, creando una plantilla. Esta plantilla se coloca en un marco, que tiene una capa de malla fina estirada a través de él, formando una "pantalla". Una hoja de papel se coloca debajo de la pantalla, y la tinta se empuja a través de la plantilla desde arriba, utilizando una cuchilla o escobilla de goma. Sólo las partes recortadas de la plantilla se imprimirán. Además de las plantillas, una imagen fotográfica puede reproducirse en la pantalla usando gelatinas sensibles a la luz.


¿Una impresión es sólo una copia del original?

Como ya se ha mencionado, una impresión 'original' es técnicamente una obra única dado que de ella se produce un número reducido, limitado y controlado de impresiones llamado edición. Esta edición suele estar escrita en forma de fracción, por ejemplo, 29/100, a mano por el artista, el cual también firma cada una de las obras. La cifra de la derecha indica el tamaño de la edición, en este caso 100, mientras que la de la izquierda indica el número de la obra individual. Un artista también puede producir un número limitado de pruebas del artista, a menudo marcadas como PA. que son de naturaleza idéntica a la edición estándar. Las impresiones de litografías, xilografías, aguafuertes grabados o serigrafías son, por lo tanto, verdaderas obras de arte tan importantes como los dibujos u otras obras en papel. La mayoría de grandes artistas se ha dedicado a la obra gráfica dado que ésta tiene la ventaja de resultar más asequible y, a la vez, mantiene las características de los cuadros: la calidad, el valor, la categoría de inversión y la revalorización.
 
Francesc Fornells Pla - Vitrall
Serigrafía. 66x50 cm
   

Papel utilizado y márgenes, ¿Por qué son importantes?

La elección del papel es un importante proceso de la impresión, ya que puede influir directamente en la apariencia de la imagen impresa. Además durante la observación de una impresión es aconsejable fijar si la obra ha sido impresa en la hoja completa o si el dibujo tiene márgenes, lo que significa que el papel no se ha recortado posteriormente, lo que sí es un problema que afecta el valor (menos en caso de los serigrafías, ya que estos a menudo son impresiones a hoja entera).
 

¿Cuál es el papel de la obra gráfica en una colección?

Las impresiones, ya sean grabados, litografías o serigrafías, pueden ser una forma excelente de dar el paso para empezar a crear una colección propia. Sus precios más bajos en comparación a los de las pinturas permiten al comprador adquirir una obra original sin la necesidad de gastar sumas elevadas. Además las impresiones permiten experimentar o familiarizarse con los diferentes estilos y artistas en el mismo modo que otros medios a un precio más atractivo. 
 

¿Cómo debería cuidar a mi obra gráfica?

Tras la adquisición de una obra es importante tener en cuenta su cuidado para su conservación a largo plazo dado que tanto su material principal, la fibra de papel, como las diferentes tintas utilizadas durante la impresión son altamente sensibles a los cambios en el ambiente. Por ello se recomienda enmarcarla correctamente y encontrar un lugar para colocarla lejos de la luz directa, especialmente si se trata de una obra tiene colores brillantes. Se aconseja también mantener la obra bien apartada de cualquier fuente de humedad y, sobre todo, nunca recortar la hoja para tratar de encajarla en un marco más pequeño.  






 

Error 404

¡Uy! La página que busca ya no existe. Si no ha escrito mal la dirección será un error nuestro y lo corregiremos lo antes posible. ¡Gracias por decírnoslo!

Go to Homepage