Fernando San Martin Félez

Main Posts Background Image

Main Posts Background Image

Fernando San Martin Félez

Zaragoza, 1930. Fernando San Martin Félez también conocido como S. M. Félez, estudió en la Escuela de Artes y Oficios de la Lonja y a la Escuela de Bellas Artes de Barcelona.

Félez empezó a experimentar dentro de las tendencias de vanguardia, y, en 1957, cuando realizaba sus primeros ensayos dentro de la abstracción, marchó a París. Después de una larga época como artista abstracto, Félez pasó a la pintura figurativa pasando a pertenecer al Movimiento Pánico invitado, en 1963, por Arrabal, Topor y Jodorowsky. Este Movimiento pretende anunciar la locura controlada como supervivencia ante una sociedad postmoderna sumida en una crisis de valores. Sus autores sugieren un universo barroco, preciso, de un mundo delirante y matemático; una mezcla de contrarios: de amor y odio, tragedia y comedia, mal gusto y refinamiento estético. Félez se suma a esta sensibilidad artística. También modifica la firma de los lienzos para diferenciar su obra abstracta de su regresos a la pintura figurativa. "¿Por qué no empleas S. M. Félez, como si las siglas hicieran referencia a Su Majestad Félez?", sugirió Arrabal. Y así fue.

Con una vertiente alegórica, surrealista, sensual y crítica con la sociedad, la pintura de Félez, caracterizada por el erotismo, la crítica a determinados convencionalismos sociales y ciertas obsesiones personale, se articula alrededor de unos imágenes que nacen de encuentros insólitos en los que una técnica depurada, casi hiperrealista, les otorga un alto grado de verosimilitud. 

Una vez que Félez empieza a exponer el trabajo fruto de esta nueva visión de la pintura lo hará bajo los auspicios del pánico: en la galería Laietana de Barcelona en 1975, presentado por el propio Arrabal; en la galería Skira de Madrid en 1979, bajo el titulo de "Arte Pánico", incluyendo en el catálogo citas de textos teóricos del grupo; en Sala Gaudí - Gaudifond Arte de Barcelona en 1984, con titulo XX Años de Pintura Pánica o en el Museo del Ampurdán en 1933, titulada "Art-Pánic".

En 1974 Félez abandona París para desplazarse a vivir al Pirineo Francés. Allí conoce a Miró y Édouard Pignon, con quién mantendrá una amistad duradera. A mediados de los años ochenta el pintor fija su residencia en el Ampurdán, donde se mueven otros artistas, como Modest Cuixart, al que visita con frecuencia, además de conocer a Dalí por mediación de un amigo en común. Félez y Salvador Dalí comparten el interés por ciertos aspectos técnicos de la pintura, lo que les lleva a mantener conversaciones que se mueven en una relajada espontaneidad.

El cuerpo humano, en especial el femenino, encarna en su pintura la expresión de lo bello, al tiempo que la desnudez ejerce una función erótica y hasta de furiosa energía sexual que también encontramos en otras propuestas del movimiento pánico. Con frecuencia las figuras de Félez se encuentran insertadas en un entorno donde confluyen restos del pasado a menudo ruinas, con objetos de la actualidad (vallas publicitarias, botellas de refrescos, ruedas de camión, etc.). La manera de interpretar y expresar la realidad vincula a Félez, en cierta medida, con los pintores surrealistas que buscaban la representación visual perfecta del mundo onírico (Dalí, Delvaux, Magritte), en oposición al surrealismo que desembocó en la abstracción (Miró, Masson).



https://www.gaudifondarte.com/2016/07/s-m-felez.htmlhttps://www.gaudifondarte.com/2016/07/san-martin-felez.html



Error 404

¡Uy! La página que busca ya no existe. Si no ha escrito mal la dirección será un error nuestro y lo corregiremos lo antes posible. ¡Gracias por decírnoslo!

Go to Homepage